Emplealia.net
Descarga aquí plantillas premium para currículum vitae

Preparar la entrevista siendo madre que vuelve al trabajo

Tu vida de madre es simplemente fabulosa. Piensas que tienes todo lo que alguna vez has querido y es así, ese bebé te ha cambiado la vida para bien. Sin embargo, hay algo que falta. Puede que sea dinero o tal vez simplemente necesidad de querer y salir a hacer algo allí afuera, es decir poder volver a insertarse en el mundo laboral que tenías antes de quedar embarazada. Tu hijo es una verdadera bendición pero es hora de que empieces a seguir también tus ideales y tengas lo que deseas y te mereces. Tal vez sientas que para una madre es difícil realizar una entrevista de trabajo o volver a esa vida pero sabes que lo quieres.

Al volver al trabajo tras ser madre es necesario recuperar algunos hábitos y rutinas previos

A continuación, algunos útiles consejos que te ayudarán a hacer lo que quieres y disfrutar aún más de tu vida como así también, vencer el miedo.

  • Confianza en ti misma: Tienes un hijo y en la actualidad sabes bien que eso no tiene por qué ser un problema para conseguir un empleo. Empieza a construir seguridad en ti misma y ten en cuenta que eso es lo primordial para tener éxito no sólo en el trabajo sino también en la vida.
  • Prepararse: Es importante tener una idea de lo que pueden preguntar en la entrevista y estar lista para responder. En asuntos básicos como el por qué de querer el empleo, entre otros, no resultarán un problema para ti. En lo que sí hay que tener cuidado es cuando llegan las preguntas relacionadas a la maternidad. Hay que estar preparadas. A veces surgen las siguientes y hay que saberlas manejar. ¿Tiene planes para ser madre? A lo que debes responder que ya lo eres. No hace falta ponerse a la defensiva y decir “...pero igual eso no será un problema”, la pregunta para responder a eso vendrá sola. ¿Cómo cree que puede afectar su vida laboral ese aspecto? Aquí debes mostrarte segura, con emoción y con ganas de trabajar diciendo que cuidarás tu vida familiar pero no será ningún impedimento en absoluto.
  • Recordar: Recuerda cómo habían sido tus entrevistas de trabajo antes de que fueras madre y fíjate qué puedes cambiar para hacerla más como tu situación actual.
  • Estar lista para todo: Si no te contratan no necesariamente es porque eres madre tal vez alguien se desempeñó mejor y tómalo como una manera de aprendizaje para seguir mejorando.


Recuerda que tenemos plantillas premium en oferta para elaborar tu currículum


Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *


Descubre nuestras plantillas de currículum premium