Emplealia.net
Descarga aquí plantillas premium para currículum vitae

Estrategias de éxito para los recién titulados

Una vez acabados los estudios llega el momento de empezar a adquirir experiencia laboral en el sector elegido para nuestra profesión. Compañeros de trabajo, un primer jefe, un sueldo, un horario de trabajo; son muchas las cuestiones a las que deben adaptarse los jóvenes que acaban de terminar la carrera y desean empezar en un puesto de empleo relacionado con lo estudiada. Por eso, hoy traemos 10 estrategias de éxito para los recién titulados; para que puedan comenzar su vida profesional dando lo mejor de ellos desde el primer día.

10 consejos para el primer empleo

  1. Importancia del CV. Cuando terminamos los estudios y tenemos que preparar el currículum muchos jóvenes se agobian de pensar que ‘no tienen nada que poner’. Esto es mentira ya que el hecho de hacer terminado una carrera ya nos otorga unos conocimientos que otros no tienen y tenemos que incorporar en nuestro CV. Una empresa va a saber que los recién titulados tendrán un currículum breve, por lo que esto no debe preocuparte.
  1. Seguir formándote. “He terminado la carrera, ¿ahora qué?” Aunque tu primer impulso sea lanzarte a la búsqueda de trabajo, y es lo correcto, no debes dejar de formarte encuentres rápidamente un empleo o no. Es decir, de forma paralela en la que dediques tiempo a mandar tus candidaturas también es interesante que siguas mejorando en tu formación profesional: haciendo un máster, un grado superior complementario, aprendiendo un nuevo idioma, apuntarte a un curso de informática…

  1. No compararte con otros. A la hora de buscar el primer trabajo del sector profesional del que hemos adquirido nuestros estudios, es muy importante que no nos comparemos con otros. Puede que muchos de los compañeros de tu promoción se presenten al principio a las mismas candidaturas que tú, pero esto no debe intimidarte ya que cada puesto de empleo exige un perfil muy diferente y todos los aspirantes pueden tener su oportunidad.
  1. Vacantes relacionadas. Te aconsejamos que para tener éxito y conseguir el puesto de empleo tan ansiado, empieces apuntándote en primer lugar a las vacantes directamente relacionadas con tu profesión. Después, puedes también enviar tu CV a otros puestos de empleo que puedan tener cierta relación y por último, a aquellos que no te habías planteado trabajar pero que puede gustarte. Lo importante es que lleves un riguroso seguimiento de con qué empresas contactas, cuándo y su posible contestación.
  1. Networking. Pero debes ir más allá y no sólo buscar empleo a través de los anuncios o páginas de trabajo convencionales. Cuidar tu imagen en las redes sociales, mantener el contacto con antiguos compañeros o ‘conectar’ con profesionales del sector al que te quieres dedicar te ayudarán a abrirte un hueco en tu futuro. Explícales que buscas trabajo, pide su ayuda y muéstrate dispuesto a ofrecerles tu ayuda de forma recíproca.
  1. Preparar entrevista. ¿Has conseguido entrar en un proceso de selección? ¿Te ha llamado uno de los seleccionadores? Llega el momento de preparar la entrevista de trabajo. Aunque creas que no tienes mucho que pensar ya que tu experiencia laboral es corta o incluso nula, ten en cuenta que debes esforzarte mucho más en convencer al entrevistador: piensa cuáles son tus virtudes y defectos, repasa aquellas habilidades que tengan relación con el puesto de empleo, memoriza posibles premios o buenas notas que sacaste…
  1. No apartes a la Universidad. Y tanto si has conseguido un puesto de empleo como si la búsqueda de trabajos e alarga en el tiempo, no debes ‘apartar’ la Universidad de tu círculo nada más terminar. Puede que alguno de tus anteriores profesores puedan ayudarte a informarte de alguna vacante, te aconsejen cómo actuar e incluso decirte cómo llevar a cabo alguna tarea en la que te sientas ‘perdido’.
  1. Fíjate en todo. Una vez que empieces en tu primer trabajo, una de las tareas que debes estar haciendo constantemente es fijarte absolutamente en todo. En cómo son tus compañeros, cómo trabajan, los horarios de la empresa, el método de trabajo que se utiliza… Es aconsejable que cuentes con una libreta en la que anotes cualquier cosa que pueda ayudarte a integrarte con rapidez en la empresa; si causas en poco tiempo buena impresión, puede que pasado el periodo de prueba quieran que te quedes definitivamente.
  1. Escucha y pregunta. Es muy importante que escuches con atención todo lo que te comentes tus compañeros y superiores intentando entenderlo a la primera; pero si ves que no te ha quedado claro o te surgen dudas, pregunta. Un jefe le gusta que sus empleados se impliquen en la empresa, y si ven en ti interés, serás el trabajador que desean incorporar a la empresa.
  1. Aprovecha cada día en el trabajo. Y desde el primer momento que consigas entrar en la empresa, aprovecha cada día de trabajo. Puede que al principio estés perdido, no estés incluso a gusto o que ni siquiera te guste las tareas que realizas, pero todo cuenta para tu CV y cualquier tipo de empleo te servirá para aprender qué es lo que realmente te gusta y a qué no te quieres dedicar en un futuro.


Recuerda que tenemos plantillas premium en oferta para elaborar tu currículum


Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *


Descubre nuestras plantillas de currículum premium