Emplealia.net
Descarga aquí plantillas premium para currículum vitae

Lenguaje corporal en el trabajo

Hay jefes que se esfuerzan por todos los detalles y aunque hagamos un excepcional trabajo y cumplamos con todas las tareas, puede haber algo más que esté tomando importancia paraellos. Hablamos del lenguaje corporal en un trabajo. Todas las personas tienen lenguaje corporal y eso es lo que las hace más dinámicas y divertidas en vez de monótonas y aburridas. Si el jefe no agrada mucho, el lenguaje corporal puede estar mostrando exactamente eso sin que se tome conciencia. Por eso, es importante conocer cómo cuidar el lenguaje corporal en el trabajo y evitar problemas no sólo con el jefe si no también con algún compañerillo que no sea lo suficientemente agradable. Aunque generalmente destacamos la característica del lenguaje corporal durante la entrevista de trabajo también es importante cuidar nuestros gestos, ademanes o expresiones faciales durante nuestra jornada, tratando de transmitir una mejor imagen y profesional hacia superiores o clientes.

Cómo cuidar el lenguaje corporal dentro de nuestro trabajo actual

La manera en que movemos nuestras manos o cabeza no es un detalle menor a la hora de trabajar. Es muy importante que se tenga en cuenta. Lo que se recomienda en no ser muy exagerado en movimiento que no le necesiten y esto para mucha personas representa un desafío ya que por una de esas características del lenguaje no verbal que parten de la personalidad están muy acostumbrados a moverse con movimientos bruscos lo que puede hacer ver una personalidad un poco agresiva. Si eres una persona muy relajada lo importante es no demostrar demasiada vagancia en los movimientos y moderarlos un poco.

Ahora sí, vamos a los ejemplos más específicos que te ayudarán a poder desarrollarte perfectamente en tu trabajo y sin ningún inconveniente.

  • Si no tienes un cargo muy importante lo fundamental es que cuando te sientes en una silla lo hagas de manera bien derecha lo que hará mostrarte disciplinado. En el caso que ocupes un cargo más importante, sentarse derecho pero al mismo tiempo relajado es la clave. Es decir apoyar las manos en las sillas contiguas si las hay.
  • Abrir las palmas de las manos al hablar demuestra Proactividad e interés por la tarea. Apoya ligeramente tus manos sobre la mesa y ábrelas de manera lateral. Esto te hará ver como una persona que se interesa por el futuro y el bien de la empresa para la que trabajes. No apoyes las manos sobre la mesa ya que significa falta de seguridad e ideas.
  • Mirar a los ojos siempre al interlocutor es muestra de interés y de compartir ideas para realizar mejores cosas
  • Otra buena idea es colocar la mano debajo de la barbilla. Esto denota confianza y ganas de empezar un buen trabajo.


Recuerda que tenemos plantillas premium en oferta para elaborar tu currículum


Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *


Descubre nuestras plantillas de currículum premium