Emplealia.net
Descarga aquí plantillas premium para currículum vitae

Negociar la reubicación laboral en la empresa

En la actualidad el mundo del trabajo está cambiando en muchos aspectos. En el pasado era impensado que dentro de la misma empresa una persona ocupase varios puestos en el transcurso de un periodo o fuera reubicado. Las personas tendían a permanecer en las empresas y en los puestos durante toda su vida.

Si eres una persona de esas que te gusta aprender nuevas tareas de manera continua y eres flexible a los cambios, una alternativa que tienes es trabajar en una empresa que esté utilizando la rotación de puestos de trabajo de los empleados. Estas compañías trabajan bajo la Teoría del aprendizaje que afirma que aquellos empleados que rotan acumulan mayor conocimiento al estar expuestos a una mayor cantidad de experiencias. Estas personas luego pueden aspirar a ocupar puestos gerenciales, ya que ellos mejor que nadie conocen todos los departamentos de la compañía y pueden tomar decisiones más certeras. Otra teoría que apoya este funcionamiento es la Teoría de la motivación que dice que la rotación de puestos motiva a los empleados y evita el aburrimiento provocado por la repetición interminable de las mismas tareas.

Los secretos para lograr una reubicación en tu empresa

Pero si trabajas en una empresa tradicional, negociar la reubicación de un puesto puede ser una tarea un tanto compleja. Puede suceder que tú te sientes listo para dar un paso hacia arriba en el organigrama o te gustaría trabajar en una agencia de la empresa en otra ciudad, pero tus jefes no contemplan esa posibilidad en el corto plazo. El primer paso para abrir una negociación es la presentación de una propuesta. La misma debe contener:

  1. Título: que introduzca a la persona que la reciba en el trámite en cuestión.
  2. Descripción general del problema: expone porque necesitas trabajar en otro puesto o ciudad.
  3. Objetivos: un objetivo podría ser Mejorar la productividad de las horas de trabajo por empleado.
  4. Recursos que se utilizaran, ya sea recursos humanos o monetarios.
  5. Tiempo estimado de desarrollo: detalla un cronograma con la propuesta en práctica y tiempo de adaptación estimado.
  6. Beneficios: detalla que pueden ganar cada una de las partes.

 Una vez realizado este paso, estás listo para la negociación, es decir la etapa de conversación en la que se exploran los intereses de las partes para conseguir un arreglo o acuerdo mutuo. Por lo tanto supone una capacidad para generar un ambiente de colaboración mutua y el logro de compromisos duraderos. Durante esta etapa puede suceder que tu jefe te responda que no puede considerar esa propuesta, por lo que debes tener preparada una contraoferta, es decir una variante de la propuesta inicial que te puede acercar al objetivo. Por ello es conveniente que tengas en claro las actividades típicas de una negociación:

  • Preparar y planificar la negociación.
  • Establecer la propuesta.
  • Intercambiar información.
  • Acercar las posiciones diferentes.
  • Cerrar la negociación.

Debes tener presente que la idea de este proceso es que pueda llevarse a cabo una relación ganar-ganar en lugar de ganar-perder.



Recuerda que tenemos plantillas premium en oferta para elaborar tu currículum


Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *


Descubre nuestras plantillas de currículum premium