Emplealia.net

Carta autocandidatura

La carta de autocandidatura es aquella que empleamos cuando queremos postular a un puesto de trabajo, pero, además, mantener nuestra hoja de vida en los archivos de la empresa a la que la enviemos, para futuras ofertas de empleo. Usualmente, si nuestro curriculum resulta interesante, el personal encargado de recursos humanos de la empresa a la que estamos postulando, guardarán nuestra carta y se comunicarán con nosotros si nos seleccionan para alguna oferta de trabajo que se presente en un futuro.


Su estructura es igual a la de una carta de presentación corriente, pero la redacción varía, pues, mientras la carta de presentación apunta a una oferta de trabajo específica, la carta de autocandidatura procura establecer una solicitud permanente de cualquier puesto de trabajo relacionado a nuestro campo laboral que se pueda presentar.


Por tanto, es de suma importancia especificar el campo laboral en el que nuestra profesión nos permite desempeñarnos, el deseo de postular a algún puesto de trabajo que se presente y sea referente a nuestra carrera, y el deseo de que nuestra solicitud quede archivada para futuras ocasiones. Además, es siempre bueno y necesario recalcar el por que nos interesa trabajar para esta empresa y qué es lo que nosotros podemos aportar a la misma.

Como lograr destacar al presentar una autocandidatura

Algunas empresas, especialmente aquellas más reconocidas por tamaño, facturación o reconocimiento social, reciben cada mes cientos e incluso miles de cartas de autocandidatura. Entonces, si estamos pensando en mostrar nuestro interés por trabajar en una empresa en concreto, ¿como podemos hacer destacar nuestra carta de presentación?

Una buena forma es tratando de demostrar que nuestro interés por trabajar en la empresa es real y que la carta que presentamos no es una más de decenas que estamos mandando sin ningún criterio solo porque queremos trabajar. 

Querer trabajar no es malo, pero nuestra candidatura no destacará si nuestra carta no se diferencia del resto. Una buena forma es demostrar que conocemos la empresa, su misión, su visión, su forma de trabajar. Si nos tomamos el tiempo de averiguar cosas sobre ella y plasmamos alguno de esos detalles en nuestra carta, será más fácil que tomen en serio nuestro interés por el trabajo. 

En ocasiones he recibido cartas de presentación de autocandidatura de profesionales de sectores que no tenian nada que ver con el de mi negocio y se han ofrecido buenos ayudantes de cocina para trabajar en una imprenta. Con esto no queremos decir que un ayudante de cocina no pueda tener motivación e incluso capacidad para ser un buen aprendiz en una imprenta, pero esto debe quedar reflejado en la carta de presentación. Si simplemente mencionamos que tenemos mucha preparación y experencia en el mundo de la restauración y que somos excelentes a la hora de preparar salsas, denotamos que no nos hemos molestado en comprobar a qué se dedica la empresa. 

Por eso, si lo que queremos es trabajar en Carrefour como reponedores, expliquemos como nuestra motivación y nuestra experencia, aun en otros sectores, contribuirá a que seamos los empleados perfectos para este puesto. 

El destino, más que probable, de una carta de este estilo es la papelera o la destructora de papeles. 
 



Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *