Emplealia.net

Cuando eres tú quien entrevista a otros

Cuando se trata de incorporar personal a una empresa no es fácil hacer una buena elección, sin embargo, es imprescindible dar los pasos necesarios, aun cuando se tenga que recurrir a ciertos trucos para tomar decisiones difíciles.

Durante la entrevista, el entrevistador suele recoger información. No obstante, cuando esta culmina y el entrevistador no logra recordar algún elemento de importancia de la misma, quiere decir que el proceso no se ha llevado a cabo de la mejor forma.

Quien cumple la función de entrevistador debe recoger cierta información, de manera minuciosa, sobre el postulante al puesto, ante lo cual es necesario la toma de notas.

Si el entrevistador toma notas le resultará mucho más sencillo recordar la información que ha logrado recolectar y podrá recordar de manera más sencilla aspectos importantes.

No obstante, un factor que es sumamente relevante es cómo llevar a cabo este proceso, al momento de realizar la entrevista, sin que el candidato se distraiga, así como también que el entrevistador pueda continuar con el nivel de concentración adecuado.

A continuación, daremos a conocer cuáles son algunos de los errores más frecuentes que se suscitan cuando se realiza la toma de notas durante el proceso de la entrevista laboral y algunos consejos para reclutadores a fin de evitarlos.

Consejos para tomar notas al hacer entrevistas

Errores más frecuentes al realizar una entrevista laboral

1. Detenerse durante el proceso: algunos entrevistadores suelen tomar las notas de forma seguida, o cada cierto período de tiempo y luego de un tiempo ya no lo hace más. Cada vez que esto ocurre el postulante generalmente se pregunta qué ha ocurrido, dado que piensa que quizás ya no tiene sentido continuar con la entrevista, y consideran la posibilidad de que ya lo haya desechado para optar al cargo o que pueda ser algo bueno, en el sentido de que no se requiere de seguir anotando porque le darán la vacante.

 Este tipo de comportamiento por parte del entrevistador, no es recomendado, es decir, detenerse de tomar notas en pleno proceso de la entrevista, sobre todo si se trata de información útil, puesto que suele confundir al postulante.

2. Impedir que el candidato continúe la entrevista de manera espontánea: pues, durante el proceso de la entrevista muchos entrevistadores, al momento que el entrevistado menciona algo relevante, entonces el entrevistador interrumpe para tomar nota del asunto, que generalmente puede ser algo negativo. Y hacen esta interrupción para colocar asteriscos, notas grandes, hacer subrayados, entre otros. Esto hace que el postulante pierda la concentración, además que hace que no continúe dando a conocer ese hecho que puede ser negativo. La espontaneidad queda obstaculizada.

3. Permitir que el candidato pueda leer las notas: cuando el entrevistador deja a simple vista sus notas, el candidato puede leerlas. A partir de allí, su mirada estará enfocada sólo en esos apuntes, que revelan información que se ha recogido sobre él, e incluso pudiese hasta objetar lo que está escrito y hacer que se genere un debate, que no es lo indicado.

Para evitar estos errores, le recomendamos seguir las sugerencias que a continuación le daremos a conocer.

 Sugerencias para tomar las notas de manera correcta

Recurra al sujetapapeles: así podrá alejar las notas que la mirada de quien entrevista. Con esto evitará que ocurran distracciones, por lo que debe evitar que las hojas en las que toma sus apuntes estén en el escritorio y queden expuestas a la vista del entrevistado. También, podría funcionar si utiliza una libreta apropiada, pero, aun así, utilizar un sujetapapeles sería la opción más ideal. De hecho, podría colocarlo de manera elegante encima de sus piernas, así el candidato no podrá ver absolutamente nada.

Anote sólo lo esencial, o lo verdaderamente relevante: en lugar de perder tiempo realizando preguntas que ya se encuentran expuestas en su resumen curricular, tales como la experiencia laboral, la Universidad en la cual ha obtenido el título, su especialización, entre otras. Esto evitará la pérdida de tiempo y podrá recolectar la información que le resulte realmente valiosa y que la empresa de veras necesite. Pues, muchos entrevistadores suelen preguntas cosas obvias que ya están plasmadas en la hoja de vida. Al tomar menos notas, el candidato también estará más concentrad y percibirá que de verdad le están prestando atención.

Evada las notas de forma textual: no tiene por qué anotar todo lo que el candidato menciona de manera textual, sino que en cambio puede anotar por palabras claves, o lo que tenga que ver con la posición para la cual se ha postulado. No es necesario realizar una transcripción exacta del proceso de entrevista.

Escriba palabras que le permitan recordar lo más importante: sobre ese candidato. Alguna pequeña nota, que sea relevante, o de interés para la empresa, tal como su capacidad para trabajar en equipo, sus aspiraciones, sus habilidades, y otros detalles. Nuevamente, le recordamos evitar anotaciones sobre asuntos obvios.

Aplicando estas sencillas sugerencias podrá recoger los datos de manera precisa, y prestar la debida atención al entrevistado, en un proceso en el cual las dos partes realmente puedan sostener una interacción, que es lo que realmente se desea, y que el entrevistador pueda al mismo tiempo leer otro tipo de gestos.

Sobre el Autor:

 

Soy Andrés Gananci, un emprendedor y aventurero apasionado de la vida. Fundé mi primer negocio online con tan sólo 17 años. 12 años después, sigo viajando por el mundo mientras trabajo desde casa.

 

Editor de gananci.com

También puedes encontrarme en Facebook y Gmail 




Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *