Emplealia.net

Errores graves y definitivos en una entrevista de trabajo

Las entrevistas de trabajo son el momento perfecto para que le puedas mostrar a tu futuro empleador todas las cualidades que tienes y por las cuales eres el candidato perfecto para ocupar la vacante que está disponible. Sin embargo, muchas personas no las ven como una oportunidad, sino como el último obstáculo que deben enfrentar antes de poder obtener el trabajo por el cual se están postulando. Ese es el primer error.

Una entrevista de trabajo no tiene por qué ser una condena. Tampoco el hecho de que no tengas demasiada experiencia en este tema significa que vas a hacerlo mal. Hay varias maneras en las que puedes prepararte, y la primera de ellas es teniendo una mentalidad de ganador.

Ahora, si ya has asistido a muchas entrevistas de trabajo y sigues sin obtener el empleo que deseas, a pesar de estar calificado, necesitas saber que el problema no son las entrevistas en sí, sino tu manera de afrontarlas. Por eso, a continuación encontrarás un listado de errores comunes que las personas cometen durante las entrevistas de trabajo:

Lucir demasiado nerviosos.

Está bien sentir cierta emoción, ya que eso significa que estás vivo y está ocurriendo algo importante en tu vida, lo que no está bien es que esa emoción sea miedo y te paralice o te haga actuar torpemente debido a los nervios.

Puede que pienses que los demás no notan tus nervios porque son silenciosos, pero probablemente sí lo hagan.

Cuando un empleador nota que el candidato está demasiado nervioso, por la manera en que actúa, habla y otras señales (como que las manos sudan, movimientos cortos y repetitivos entre otros), puede que lo tome como que está mintiendo o no está lo suficientemente cualificado para el cargo, ambas opciones bastante si tu meta es obtener el puesto de trabajo.

Para contrarrestar los nervios que puedas sentir en una entrevista de trabajo haz ejercicios de respiración, ten pensamientos positivos y apela a la confianza en ti mismo. La confianza en ti y tus capacidades serán vitales para poder transmitírselas a la persona que te está entrevistando.

Impuntualidad.

Es cierto que cualquiera puede tener un contratiempo, pero en una entrevista de trabajo se quiere dar la mejor impresión posible debido a que es la primera. No puedes darte el lujo de sufrir contratiempos, y en caso de que existan debes estar preparado para ellos.

No salgas con el tiempo justo de casa porque estarás poniendo en riesgo tu puntualidad si ocurre algo fuera de lo previsto. Prefiere salir con un poco más de anticipación y esperar en algún lugar cercano al lugar ya que tampoco se recomiendo llegar mucho tiempo antes de la hora de la entrevista.

Cuando llegas demasiado temprano no estás siendo puntual y cuando llegas tarde tampoco. La puntualidad es algo que debes tomar en serio porque si no eres capaz de llegar a tiempo para la entrevista de trabajo ¿Cómo puedes asegurar que sí lo harás cuando te den el puesto? No tienes suficientes argumentos bien fundamentados como para respaldarlo esa aseveración.

5 errores en una entrevista que te costarán el puesto

Ser soberbio.

En una entrevista de trabajo se requiere que sepas venderte a ti mismo. Necesitas hablar convincentemente con tu interlocutor para poder demostrar que eres un candidato digno, sin embargo, un error que puede costar que fracases del todo en la entrevista -aun sin que te des cuenta- es que actúes de manera demasiado soberbia o presumida.

Lo recomendable es que exista un equilibrio la demostración de las cualidades y también tu interés por trabajar en la organización, porque si hablas como que le estás haciendo un favor a la empresa al presentar tu postulación, puedes disgustar a mucha gente.

No tengas miedo de traer a la mesa tus virtudes y capacidades, pero también es admirable el hacerlo con cierta humildad, reconociendo que no eres perfecto, pero que tampoco cesas la búsqueda de la mejora personal y profesional.

Hablar demasiado sin escuchar.

Si eres el único que habla durante la entrevista probablemente te encuentres en problemas porque entre todo lo que digas quizá no estaba la información que el entrevistador quería escuchar, pero probablemente no pudo preguntarte porque no parabas de hablar.

Opta por escuchar y responder las preguntas de manera sincera y concisa. Demasiada palabrería puede volverse en tu contra y dejarle el camino libre a otro candidato.

Cuando escuchas puedes conocer de primera mano lo que el entrevistador está buscando y usar esa misma información a tu favor para responder las preguntas de la manera correcta, ya que algunas preguntas deberás leerlas entre líneas. Tampoco esto significa que respondas solo lo que la otra persona quiera escuchar, pero si escuchas con atención, tendrás mayores probabilidades de tener éxito durante la conversación.

No tener la preparación correcta.

Un craso error que puede costarte el puesto es asistir a una entrevista de trabajo sin haberte preparado previamente con la información acerca del cargo que deseas ocupar, o sin haberte tomado el tiempo para conocer acerca de la empresa para la cual te postulaste.

Esto denota falta de interés, por lo que tendrán ventaja sobre ti aquellos candidatos que sí hayan realizado su tarea.

Lee la misión, visión de la empresa, preocúpate por conocer los servicios que presta e incluso investiga acerca de otras organizaciones que puedan ser su competencia, para que puedas tener mayores herramientas durante la conversación.

Ahora hazte un análisis propio y piensa cuál de estos errores descritos anteriormente has cometido durante tus entrevistas de trabajo, sustitúyelos por sus respectivas recomendaciones, además, para asegurar el éxito, te dejamos 10 consejos para vender tu marca personal en una entrevista de trabajo.

Sobre el Autor:

Soy Andrés Gananci, un emprendedor y aventurero apasionado de la vida. Fundé mi primer negocio online con tan sólo 17 años. 12 años después, sigo viajando por el mundo mientras trabajo desde casa.

Editor de Gananci.com

También puedes encontrarme en Facebook y Gmail   

 

 




Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *