Emplealia.net

Mentiras más habituales de las empresas y los trabajadores

Muchas veces cuando comenzamos en un nuevo trabajo o cuando hay cambios en nuestro puesto de empleo nos damos cuenta de que la empresa para la que trabajamos no cumple alguno de los requisitos de nuestro contrato o simplemente no nos gusta cómo actúan con el resto de empleados. Hoy queremos acercarte cuáles son las mentiras más habituales de las empresas a los trabajadores y cómo hacer frente para conseguir un entorno laboral agradable y seguir estando motivados en nuestro puesto de empleo.

  • “Subir el sueldo”. Cuando un empleado lleva mucho tiempo en una misma empresa y ha demostrado que tiene los conocimientos y experiencia para obtener nuevas responsabilidades, suele pedir un aumento de sueldo. Muchas veces, las empresas no ponen ‘pegas’ a la hora de firmar el contrato asegurando que con el paso de los años se puede revisar el salario a percibir. Pero cuando llega el momento en el que el trabajo plantea a sus superiores esa famosa subida de sueldo la empresa suele mentir diciendo que “no es un buen momento”, que “la situación económica no es la mejor”, “acaban de subirlo a otro empleado”…

  • Vacaciones aseguradas. Otro de los aspectos en los que las empresas no siempre son lo más claros es con respecto a las vacaciones. Durante la firma o negociación del contrato, las compañías aseguran a sus empleados que dispondrán de las vacaciones pero cuando llega el momento de elegirlas algunas cambian estas condiciones: “no puedes coger dos semanas seguidas”, “no se pueden coger más de 7 días en verano”, “no pueden coincidir con días festivos”… Todo trabajador debe tener claro que mínimo, la mitad de sus vacaciones las puede decidir él cuando quiera; pero también debe saber que el resto de días festivos las puede elegir la empres por ley.
  • Nada de ‘hacer puentes’. ¿Cuándo entraste a trabajar a tu actual empresa creías que tendrías varios puentes a lo largo del año y luego no ha sido así? Otra de las mentiras relacionadas con las vacaciones que más empresa repiten es asegurar que se ‘aprovecharán’ de los días festivos que hay sueltos a lo largo del calendario juntándolos con fines de semanas cercanos, y después no dejar a sus trabajadores que lo hagan. Por otra parte, hay Comunidades Autónomas que cuando el día festivo cae en domingo siempre se pasa al lunes, es decir, al día siguiente; pero hay muchas otras regiones que si cae en el último día de la semana y coincide con el día habitual de descanso, este festivo ‘se pierde’.
  • Buen ambiente de trabajo. Aunque muchas empresas aseguran que para ellas lo más importante es que los empleados se lleven bien, que el trabajo en equipo es esencial para sacar adelante la compañía o que no quieren empleados que trabajen de forma independiente, muchas veces es mentira. Hay compañías que prefieren que exista un cierto enfrentamiento entre los trabajadores para que juntos no se ‘alíen’ en contra de los superiores y puedan ‘forzar’ a la empresa a exigir algunos requisitos.
  • Confía en el jefe. La confianza en los jefes suelen ser una de las tareas más complicadas de un trabajador, ya que no siempre las personas que ostentan cargos superiores son empleados competentes. Lo ideal, es poder tener un ambiente de trabajo agradable con la persona que está jerárquicamente sobre ti, pero siempre hay que guardar ciertas distancias puesto que una excesiva confianza con tu jefe puede beneficiarte en algunas situaciones pero perjudicarte en muchas otras. Del mismo modo, si él te traiciona intenta que no te afecte en el día a día de tu puesto de trabajo e intenta no volver a caer en el mismo error.

mentiras en la empresa

Aunque algunos empleados tampoco se quedan atrás y estas son algunas de las:

Excusas para llegar tarde al trabajo más utilizadas

¿Quién no ha tenido la necesidad de no faltar al trabajo pero sí llegar un poco tarde debido a ciertos inconvenientes?  La realidad es que la mayoría de las personas han pasado por esa situación pero al no tener ninguna excusa convincente han tenido que soportar una marca de sanción o incumplimiento por parte del jefe o supervisor. 

Como sabemos que llegar algunas veces tarde al trabajo no es ningún pecado, te daremos algunas excusas indefensas para que puedas salirte con la tuya y que el jefe quede paralizado al escuchar tu gran y verosímil historia.

  • ¿Por qué decir que te retrasaste por el tráfico es una tan buena excusa? Si vivís en una gran ciudad o hasta un pueblo más pequeño, la gran cantidad de vehículos y el problema del embotellamiento es algo muy común. Es una excelente razón ya que vayas en transporte público o auto propio siempre te puedes quedar horas y horas entre autos inmovilizados. Eso sí, utiliza razonablemente esta excusa.
  • Muerte de un familiar o amigo. No es nada lindo matar a un familiar de la nada pero si es para una excusa del trabajo es muy útil y seguro ese familiar o amigo no guardará rencor alguno y tú tendrás tu conciencia limpia. Utilizar esta excusa como máximo dos veces y no regularmente.
  • Accidente con el coche o colectivo. Es una my buena excusa ya que es algo muy común que les suceda algún inconveniente a los vehículos. Si ya utilizaste mucho la de “quedarse atorado en el tráfico”, esta es una muy pero muy buena.
  • Accidente doméstico. Siempre puede suceder que estando en casa nos caigamos o nos cortemos con algo sin querer. No obstante eso no es excusa suficiente para faltar directamente al trabajo (al menos que sea muy grave), hay que conformarse con llegar un poco más tarde. Si nos caímos o nos cortamos, nos lastimamos entonces hay que quedarse en casa a curara esa lastimadura un poco y resulta que esto pasa cuando estamos ya en la hora límite para salir de casa. Una excelente excusa a la que tu jefe no podrá resistirse.
  • Simplemente me dormí. Una excusa tan simple como esta puede dar sus buenos frutos. Esto se debe a que por alguna razón como quedarse trabajando hasta tarde o algún inconveniente familiar harán que la persona se acueste tarde y no pueda despertarse a la hora de que debe a la mañana. El jefe aceptará esta razón.




Escribe un nuevo comentario

Su dirección de email no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con el símbolo *